Mar 28, 2022

¿Cuándo ir al psicólogo? 12 señales para acudir a terapia psicológica

Si no sabes cuáles son las razones que necesitas para ir a terapia psicológica, ¡este artículo es para ti! En Sanarai te brindamos todas las herramientas que estás buscando.

Introducción

Es normal que tengas dudas en distintos momentos de tu vida que te hagan cuestionarte si es necesario buscar ayuda o no. Pero la verdad es que ir a terapia tiene muchos beneficios que no vemos a simple vista. 

Acudir con un especialista no solo te ayudará a superar circunstancias difíciles, sino que también te permitirá mejorar tu calidad de vida en líneas generales. Por esta razón, si aún no estás muy seguro de tomar esta decisión, ¡no te preocupes! 

En este artículo te daremos información clave para saber cuáles son esas señales a las que debes prestar atención para buscar ayuda psicológica y cómo es que te puede ayudar un psicoterapeuta a mejorar muchos aspectos de tu vida. Así que, ponte en un lugar cómodo, y ¡empecemos!

Doce señales para buscar ayuda psicológica

En algún momento, en la vida, todos hemos pasado por circunstancias llenas de muchas dificultades e incertidumbre. Estos tropiezos a veces nos perturban tanto que, incluso, dejamos a un lado nuestras actividades cotidianas y, en ocasiones, hasta dejamos de vivir tranquilos, felices, con total plenitud.

Cuando esto sucede, y se repite en el tiempo, es fundamental contar con terapia psicológica que, sin duda alguna, te brindará las herramientas que necesitas para salir adelante.

Pero ¿cuáles son esas dificultades? ¿Cómo puedo identificarlas? A continuación, te presentamos una lista con ciertos motivos o circunstancias que se convierten en señales para acudir a terapia profesional:

1. Tienes problemas para conciliar o mantener el sueño

Si tienes problemas recurrentes para poder conciliar el sueño, probablemente es una buena señal de que necesites ayuda profesional. Hoy en día, el ritmo de trabajo es mucho más exigente y, en ocasiones, la tecnología no es la mejor aliada cuando queremos descansar. Actualmente, son muchos los adultos que padecen de insomnio

Aunado a esto, la pandemia modificó los hábitos de nuestro día a día y el estrés de la rutina afecta significativamente nuestra salud mental. Así que, si no puedes gestionar este problema, lo mejor será acudir a un psicólogo para que te brinde las herramientas necesarias a largo plazo.

2. No puedes dejar de pensar en el pasado

A veces vivimos situaciones realmente complicadas, como la ruptura con una pareja, la muerte de un ser querido o algún hecho traumático. En primer lugar, es normal que tardemos un tiempo en sanar, ya que, por lo general, este tipo de circunstancias nos afectan demasiado.

Sin embargo, con el tiempo, podemos aprender a gestionar esos momentos de tristeza e, incluso, este tipo de pensamientos y emociones disminuyen o desaparecen por completo. El problema viene cuando el malestar se agrava, se vuelve crónico y no podemos salir de ese dolor. Cuando esto último sucede, es necesario buscar ayuda psicológica.

Persona viendo el celular

3. Sientes que tu estado de ánimo ha decaído

Si te sientes todo el tiempo triste, puede que el primer paso sea buscar ayuda profesional. Todos experimentamos sentimientos de tristeza de vez en cuando, pero no es normal que las emociones negativas sean dueñas de nuestra vida cotidiana.

Si percibes un cambio prolongado en tu estado de ánimo y te cuesta realizar las actividades cotidianas, ¡tranquilo, no estás solo! No dudes en buscar apoyo profesional; un psicólogo te ayudará a superar este tipo de problema.

4. Tu cuerpo está hablando: sufres dolores de cabeza y otros síntomas físicos que no tienen razón médica

Los problemas psicológicos también suelen presentar síntomas físicos, en la mayoría de los casos, especialmente, cuando son prolongados en el tiempo. El estrés, los ataques de ansiedad, o cualquier malestar emocional, vienen acompañados de dolores de cabeza, malestar general, fatiga, dolor de estómago, falta de apetito sexual, entre otros. También puedes presentar síntomas de otros trastornos, como bulimia, insomnio, o anorexia.

5. Sientes desconexión con actividades que solías disfrutar

¿Tenías alguna pasión por algo en particular y ya no la disfrutas como antes? Si ya sientes que no es lo mismo, que no eres capaz de hacer tus actividades favoritas, que ya no te causa la misma emoción visitar tus lugares preferidos o ver a tus familiares y amigos, seguramente pasa algo. 

Si logras identificar un constante desánimo, desilusión general, infelicidad y pocas ganas de hacer las cosas que antes te gustaban, es probable que sea el momento adecuado para necesitar tratamiento psicológico. Este te brindará las herramientas necesarias para reconectar con esas emociones y continuar tu rumbo.

6. Tienes muchas dudas sobre tu futuro

No solo el pasado puede seguirte y provocar estragos en nuestra vida, el hecho de no tener un futuro claro puede causar problemas. Si no nos conocemos bien a nosotros mismos, y tampoco tenemos las expectativas claras ni sabemos qué planes queremos ejecutar, es probable que nos veamos afectados emotivamente.

Tener motivación, metas claras y un plan de acción ayudan a mejorar nuestro bienestar. Para ello, es fundamental contar con el apoyo de un psicólogo que te ayude a conocerte mejor. Te ayudará a saber qué quieres lograr, a descubrir o a potencializar tus talentos y habilidades, para planificar tu futuro con herramientas y metas realistas.

7. Experimentas cambios de humor repentinos

Cuidado con los cambios de humor de manera constante y repentina, sin ninguna razón aparente. Esta puede ser otra señal de necesitar consultar con algún centro de psicología. Si te sientes agresivo o impulsivo y no sabes gestionarlo, es probable que se trate de una gran frustración acumulada que no se trabajó anteriormente.

Un psicólogo puede darte ese apoyo emocional que necesitas para entender qué te pasa y cómo puedes salir de esa situación.

8. Tienes pensamientos negativos de manera recurrente

Los pensamientos negativos de manera regular son otra serie de síntomas para acudir con un profesional. Es muy difícil continuar con tus actividades diarias cuando este tipo de pensamientos están presentes en gran parte de tu rutina.

Si sueñas con situaciones traumáticas, alguna fijación o si estás imaginando escenarios caóticos constantemente, seguramente en la terapia se utilizan muchos recursos para dejar atrás este tipo de situaciones.

9. El estrés está afectando tu vida diaria

En distintas situaciones de la vida diaria es normal sentir un poco de estrés. Sin embargo, se convierte en un problema cuando llega a ser crónico y puede perjudicar tu salud física. Si te sientes estresado de manera recurrente en distintos ámbitos de tu vida, como por ejemplo en el trabajo, en el hogar, con tus amigos, sin duda alguna es otro síntoma para ir a terapia.

Mujer estresada frente a la computadora

Al buscar ayuda, te sentirás menos abrumado, este malestar desaparecerá y podrás tener las herramientas necesarias para gestionar los momentos de estrés. 

10. Tienes problemas de pareja

Si tienes pareja, presta mucha atención. Todas las relaciones de pareja tienen altibajos y es normal tener discusiones y desacuerdos. Al final del día, cada uno tiene su propia vida, toma sus propias decisiones y tiene distintos gustos.

Pero si sientes que estás peleando más de lo normal con tu pareja, es momento de ir a terapia de pareja para solucionar los problemas de la relación. Un psicólogo los ayudará a llegar a acuerdos, mejorar los problemas de comunicación entre ustedes y, por supuesto, darles las herramientas necesarias para lograr una resolución de conflictos.

11. Tu círculo cercano ha manifestado preocupación

Es importante escuchar a quienes nos rodean, sobre todo, si los consejos provienen de nuestro círculo más cercano —amigos, pareja y familiares—. Ellos también se preocupan por nuestro bienestar y, si ellos notan que sucede algo, es fundamental prestarles atención.

Las personas que más nos aman son las que quieren lo mejor para nosotros. Ellos en ocasiones pueden notar alertas desde otra perspectiva externa que quizá nosotros pasamos por alto. 

Si te dicen frases como: «Necesitas ayuda», «¿Te encuentras bien?», «Deberíamos conversar, siento que te has sentido muy mal estos días», en lugar de ignorarlas, deberías tomarlas como una señal.

12. Usas alguna sustancia adictiva para lidiar con tus problemas

Beber o utilizar drogas más frecuentemente, o en grandes cantidades, puede ser signo de que necesites algún tipo de tratamiento para lidiar con emociones o con impulsos que es necesario atender. 

Recuerda que, independientemente del problema que tengas, en Sanarai podemos brindarte la ayuda profesional que has estado esperando. 

¿Cómo puede ayudarte un psicoterapeuta?

Ir al psicólogo puede provocar un cambio positivo en muchos aspectos de tu vida, ya que no solo te ayudará a salir de situaciones difíciles o traumáticas, sino que también te dará herramientas para que te vincules mejor con otras personas. 

Además, contribuirá a tu crecimiento personal porque aprenderás a conocerte mejor y, como consecuencia, gestionarás de manera correcta tus emociones. Todo esto te permitirá hacer frente a las dificultades en el camino.

Pareja en un sillón, hombre viendo al horizonte y mujer de espaldas viendo hacia abajo

Ir a terapia es un acto de valentía, pero, sobre todo, de amor propio que, sin duda, te ayudará a mejorar tu calidad de vida. Aquí te mostramos algunos beneficios de ir al psicólogo:

1. Brinda herramientas para superar conflictos

Los conflictos son comunes en nuestro día a día e, incluso, nos dejan muchos aprendizajes. Con las consultas de un especialista, saldrás reforzado y aprenderás nuevas técnicas para poder solucionar problemas.

Por otro lado, tendrás otra visión a la hora de ver y enfrentar los conflictos, te adaptarás mejor a las situaciones y, por supuesto, tus habilidades para relacionarte con otras personas mejorarán.

2. Ayuda a corregir algunas creencias limitantes

Nuestra visión del mundo está compuesta por ciertos patrones o creencias propias que vamos adquiriendo a medida que crecemos en determinadas situaciones. Estas creencias son simplemente puntos de vista, pero no necesariamente tienen la verdad absoluta. 

Algunas de ellas incluso se vuelven limitantes y desadaptativas. Es importante trabajar en ellas para mejorarlas o corregirlas con ayuda de un profesional. 

3. Ofrece un entorno ideal para poder expresarte

Un buen terapeuta te ofrecerá un espacio ideal lleno de confianza y de seguridad para que puedas expresar todo lo que sientes, incluso, aquello que consideras más difícil de contar.

Recuerda que el psicólogo nunca te va a señalar y está capacitado para crear ese espacio ideal lleno de empatía y confianza para que te sientas seguro a la hora de expresarte.

4. Ayuda a mejorar tus habilidades sociales

Con ayuda de un psicólogo, tendrás la oportunidad de aprender a gestionar tus emociones, pero también te ayudará a proyectarte hacia afuera para mejorar las relaciones con los demás. 

Mejorar las habilidades comunicativas te traerá muchos beneficios a la hora de conocer gente nueva, empezar un nuevo proyecto en tu trabajo o, incluso, solucionar problemas del día a día de forma asertiva.

grupo de amigos escuchando musica y bailando

5. Permite prevenir crisis emocionales

A través de la ayuda psicoterapéutica, podemos tener un manejo adecuado de las emociones y pensamientos. De esta forma, será mucho menos probable tener crisis emocionales y, en caso de que sucedan, ya sabremos cuáles son las herramientas que debemos aplicar para superarlas.

6. Te ayuda a conocerte y a mejorar la relación contigo mismo 

Es muy importante saber quiénes somos y mejorar la relación interna que tenemos con nosotros mismos. Afortunadamente, esto lo puedes lograr con las sesiones de terapia, ya que te ayudarán a reflexionar y lograr un buen autoconocimiento.

Esto te servirá para identificar algún patrón insano que quieras romper, conocer tus emociones y manejarlas correctamente. Además, la introspección te permitirá ser consciente de la manera en la que tus problemas te hacen sentir y cómo las emociones del momento influyen en tu día a día.


Suscríbete para recibir las últimas noticias
Suscribirse

Ideas erróneas sobre la psicología clínica

Para muchos individuos, el hecho de reconocer que necesitan ayuda profesional puede ser muy abrumador y difícil. Tomar esa decisión sin duda no es nada fácil. La razón principal es porque existen muchas ideas y creencias erradas, sobre todo, lo que conlleva asistir a una consulta con tu psicólogo.

Algunas de las creencias más comunes te las explicamos a continuación:

Quienes van al psicólogo están «locos»

Esto es una creencia totalmente absurda, ya que la psicoterapia puede ayudar y beneficiar cualquier aspecto de tu vida, así tengas o no alguna patología. Las ventajas de ir al psicólogo son muchísimas y cualquier persona puede sacarle provecho para aumentar su bienestar emocional y mejorar su calidad de vida.

El psicólogo me va a juzgar

El psicólogo provee un ambiente privado, seguro y libre de prejuicios para que te sientas lo suficientemente cómodo en tu consulta. No tengas miedo de expresar tus secretos más profundos, tu psicólogo guardará tus datos personales y sabrá manejar un acuerdo de confidencialidad durante la sesión. Así que, ¡no tengas ningún tipo de vergüenza y agenda tu cita!

Yo soy así y no voy a cambiar

Si ya lo has intentado sin éxito, tal vez hayas recibido la ayuda incorrecta. Recuerda que nuestro comportamiento se puede moldear con la disposición y las herramientas adecuadas. Así que, lo ideal en este caso, es buscar un buen terapeuta con el cual te sientas a gusto.

Ir al psicólogo es costoso

El tiempo de las terapias depende mucho de cada persona. En líneas generales, se logran cambios significativos en los primeros meses. Sin embargo, no es mala idea si deseas continuar con tus terapias para seguir adquiriendo herramientas valiosas para enfrentar los conflictos de la vida, mejorar tu relación contigo mismo y por supuesto con otros. 

El dinero también es un factor que varía mucho, ¡pero te aseguramos que esta será una de las mejores inversiones que podrás hacer!

El psicólogo no me puede ayudar con mi problema

Esta es otra creencia totalmente errada, ya que el psicólogo es la persona que está mejor preparada para ayudarte a aceptarte en estos procesos de aprendizaje y descubrimiento de ti mismo. 

Los psicólogos estudian, entre otras cosas, el funcionamiento de nuestro cerebro, las emociones, los hábitos, los duelos, los traumas, los comportamientos, las adicciones, las relaciones interpersonales y un sinfín de problemas y trastornos psicológicos.

I

Sección de psicología en una librería

Así que ya lo sabes, el psicólogo está perfectamente capacitado y tiene los conocimientos necesarios a su alcance para brindarte el apoyo emocional que necesites. Seguramente es la persona indicada para ayudarte a salir adelante.

¿Y tú? ¿Buscas apoyo emocional? Si quieres tener una sesión de prueba de manera gratuita, deseas comenzar tus terapias regulares o necesitas aclarar tus dudas, estaremos encantados de atenderte. Encuentra en nuestra categoría de profesionales de la salud mental a nuestro equipo de profesionales.

Estamos listos para atenderte. ¡Programa tu sesión hoy, en Sanarai!


Conclusions

Bibliografía

¿Qué es Sanarai?
Es una plataforma donde puedes conectar con psicólogos de México para obtener sesiones de apoyo emocional.
Conócenos

¡Únete a nuestra comunidad!

Sigue aprendiendo