Sep 12, 2022

Cansancio emocional: causas, síntomas y cómo afrontarlo

Descubre cómo detectar el cansancio emocional en tu cuerpo y toma nota de estos grandes tips para tener un estilo de vida más saludable.

El cansancio emocional

El cansancio o agotamiento emocional no diferencia entre trabajadores, estudiantes universitarios, niños, adolescentes, mujeres ni hombres. Cualquiera puede presentar un exceso de responsabilidades y tareas hasta los límites de la saturación. 

Todas las personas seguramente hemos presentado momentos en donde el cansancio impera, nos domina el cuerpo y en la mente tenemos una sensación constante de fatiga. Pero ¿qué tan grave es su permanencia en el tiempo? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Cómo puede una persona aprender a detectarlo? Y, lo más importante, ¿cuál es la mejor manera de afrontar esa sensación?

En este artículo, hemos recolectado información valiosísima para ti y para tus seres queridos. Léela con mucha calma, pero, sobre todo, presta mucha atención a las señales que te da tu cuerpo. 

¿Qué es el cansancio o agotamiento emocional?

El cansancio o agotamiento emocional es un estado de ausencia de energía y falta de motivación, generalmente ocasionado por una sobrecarga de esfuerzo psíquico. Quienes lo padecen sienten una disminución de sus recursos emocionales, problemas de sueño e, incluso, baja autoestima acompañada con sentimientos de tensión y frustración. Esta sobrecarga de emociones se produce comúnmente cuando hay cambios importantes, problemas sin resolver o situaciones abrumadoras. 

Galeno, médico romano, fue uno de los primeros en escribir e interesarse en el tema del agotamiento en el siglo II d. C. El médico consideraba que las dolencias, el cansancio mental y la fatiga física estaban relacionadas con lo que él llamaba los cuatro humores: sangre, bilis amarilla, bilis negra y flema. Para él, cuando había un exceso de bilis negra, se ralentizaba la circulación y tapaba las vías cerebrales, lo que ocasionaba cansancio y pereza.

Aunque Galeno no tenía ninguna base científica, su pensamiento de que había algo en el cerebro que podría provocar agotamiento era claramente avanzado para su época. Sin embargo, en un mundo dominado por el cristianismo, el agotamiento no era visto como hoy en día, sino que más bien era considerado como un signo de debilidad espiritual.

En la actualidad, el agotamiento emocional es un elemento fundamental del «síndrome de burnout» o job burnout y puede tener manifestaciones físicas y psíquicas. Es un estado físico, emocional y mental de agotamiento que está fuertemente vinculado con el ámbito de trabajo, es decir, ocasionado por el estrés laboral. La depresión y la ansiedad son dos de sus síntomas más comunes. 

En 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) catalogó el burnout como un fenómeno ocupacional, incluido en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos (CIE-11), cuya entrada en vigor se fijó el 1 de enero de 2022.

Causas del cansancio emocional

El agotamiento emocional suele reflejarse después de un largo proceso de sobrecarga de conflictos y responsabilidades, que pueden ser en el ámbito profesional o personal. En otras palabras, es la consecuencia de la incongruencia entre lo que damos u ofrecemos y lo que recibimos.

Las personas con cansancio emocional se caracterizan por su autoexigencia, por un alto nivel de responsabilidad y por no poner límites en su entrega. Por ejemplo, aquellas personas que no saben decir que no ante ciertas tareas, que no se toman las vacaciones que les corresponden o que trabajan en exceso. De ahí se originan emociones o sensaciones como cansancio físico en la persona, despersonalización, dolores de cabeza, entre otros.

Según el estudio «The relationship of emotional exhaustion to work attitudes, job performance, and organizational citizenship behaviors» de la Universidad de Emory, el cansancio emocional puede darse con mayor frecuencia en trabajos con alto riesgo de despido.

Cropanzano, R., Rupp, D. E., y Byrne, Z. S., autores e investigadores del estudio antes mencionado, evalúan las consecuencias negativas del agotamiento emocional y estrés laboral para empleados individuales (empresas) y sus empleadores. Sobre la base de la teoría del intercambio social, los autores proponen que el agotamiento emocional puede predecir el desempeño laboral, es decir, cómo los empleados van a reaccionar ante eventuales situaciones o tareas. 

En la obra, se establece que la relación existente entre el agotamiento emocional y las conductas laborales efectivas estarían mediadas por el compromiso organizacional. Los resultados de los estudios de campo respaldaron las expectativas de los autores.

  1. Estrés excesivo: El hecho de que una persona se estrese eventualmente ante ciertas situaciones es algo normal y saludable, ya que así el organismo les hace frente a situaciones que son desafiantes. Pero cuando el estrés llega a niveles elevados, se ven afectadas áreas muy importantes para el desarrollo humano, se pone en juego la salud mental y física. En consecuencia, la persona afectada siente grandes niveles de fatiga y agotamiento. Mientras mayor cansancio tenga, más puede llegar a ser su distanciamiento afectivo.
  1. Sedentarismo: Aquellas personas que realizan poca actividad o ejercicio no solo presentan falta de energía, sino que además son más propensas a desarrollar problemas de salud física, mental y emocional en el futuro. Cuando el cuerpo no se ejercita lo necesario, es normal padecer de cansancio físico y cansancio emocional.
  2. Desequilibrio entre trabajo y vida privada: Cuando una persona invierte no solo la mayoría de su energía en el trabajo, sino hasta su tiempo libre, es normal, pero poco sano, que se sienta indispuesta a compartir con familiares y amigos. No existe un balance entre lo que es el trabajo y los momentos de ocio o de descanso.
  3. Mala alimentación: Sí, tener una dieta alta en calorías puede producir fatiga. Mantener una alimentación alta en grasas ocasiona que el sistema digestivo se sature, el cuerpo se hinche o se sienta pesado, incluso, los niveles de energía disminuyan. 
Suscríbete para recibir las últimas noticias
Suscribirse

Síntomas del cansancio emocional

Imagen de un hombre tratando de levantarse de la cama y con aspecto cansado y adolorido

Existen señales que pueden advertir sobre la presencia de un agotamiento emocional o cansancio excesivo. 

Te contamos cuáles pueden ser algunas de estas alertas:

  1. Cansancio físico: la persona que experimenta esta sensación suele tenerla de manera frecuente. Abrir los ojos y solo pensar en lo que será el día puede resultar agotador.
  2. Problemas de sueño: aunque suene contradictorio, la persona que presenta agotamiento emocional tiene serias dificultades para conciliar el sueño. Una de las sensaciones más comunes es tener muchas ideas o pensamientos dando vueltas en la cabeza, lo que dificulta el momento de ir a la cama.
  3. Pérdida del autocontrol: también es frecuente que la persona agotada se vea de mal humor y que sea demasiado sensible a cualquier crítica que le hagan. Las opiniones de los demás también pueden ser fuentes de estrés.
  4. Falta de motivación: ​​tampoco resultaría raro ver a la persona actuar de forma mecánica, es decir, sin ningún tipo de entusiasmo, ni interés por sus actividades: trabajo, estudios, relaciones personales, cuidado personal, etc.
  5. Distanciamiento afectivo: muy ligado a lo anterior, se podría percibir en la persona emociones cada vez más planas. Como si no sintiera prácticamente nada o, quizá, como si no le importara. Se muestra distante y apático ante todo y todos.
  6. Cansancio mental: la persona puede sentir que se confunde con facilidad. Existe un razonamiento más lento en ella, incluso, puede ponerles poca atención a los detalles más elementales.
  7. Olvidos frecuentes: al existir una saturación de información y/o de estímulos, es normal que la persona presente fallas en la memoria. Pueden olvidarse con facilidad las pequeñas cosas.

Si has manifestado alguna de estas sensaciones o si sientes que estás pasando por varias de ellas actualmente, no dudes en consultar con tu médico de confianza. También puedes conseguir el apoyo emocional que necesitas para tu desarrollo personal en Sanarai. ¡Programa tu sesión hoy! Tu crecimiento personal es vital. 

5 consejos para afrontar el cansancio emocional

Encontrar un tiempo libre para relajarse, tomarse la hora de almuerzo, no dejar pasar mucho tiempo sin vacaciones son solo algunas acciones que puedes tomar para llevar una vida más sana y balanceada.

Te compartimos 5 ideas más que sumarán a tu día a día y a tu estilo de vida en general:

Descansa

¿Has escuchado la frase «nada en exceso es bueno»? Pues, es muy cierta. Así como el trabajo y los estudios tienen su espacio, los tiempos de ocio y de descanso son vitales para todos los seres humanos. No se trata de dejarlo todo y solamente sentarse frente al televisor y ver series hasta el infinito. Se trata de mantener el balance

Una vez que hayas trabajado o estudiado, organiza tu tiempo libre para hacer otro tipo de actividades: tomar una siesta, salir con amigos al cine, ir a esa tienda que siempre has querido visitar, etc. 

El día tiene 24 horas y la semana 7 días, hay tiempo para hacer de todo, no olvides incluir el descanso ahí.

Practica técnicas de relajación 

Sí, siempre es bueno que puedas establecer momentos para relajarte. Visibilizar los problemas tiene su parte buena porque te ayudará a estar preparado ante una situación en particular, pero intenta no dedicar más de 15 minutos a los conflictos o problemas. Puedes dedicar un poco más de tiempo, por ejemplo, 30 minutos a tensar y destensar músculos, realizar ejercicios de respiración, etc. 

Te mencionamos algunas técnicas para reducir la activación fisiológica:

  1. Técnica de relajación muscular progresiva.
  2. Entrenamiento en relajación.
  3. Yoga.
  4. Mindfulness.

Realiza actividad física

La actividad física te ayudará a salir del aislamiento en el caso de que, por ejemplo, pases mucho tiempo en casa. Realizar deporte es altamente recomendable por los especialistas, pero ellos mismos han manifestado que no es algo imprescindible, con salir a caminar es suficiente para activar el cuerpo, observar el espacio que te rodea y valorar las cosas que tienes alrededor.

Si te llama la atención, también podrías inscribirte en un gimnasio o proponerle a un amigo que caminen juntos a determinada hora del día.

Imagen de un hombre meditando en el medio de la naturaleza

Haz una dieta informativa

¡Sí, el exceso de información y de redes sociales no ayudan a desconectar! No es extraño sentir que la escala de cansancio emocional aumenta cada vez que hay más y más noticias negativas rodando por todas partes.

Para evitar estos estresores, te recomendamos que selecciones bien tus fuentes de información, los canales por donde quieres estar enterado e, inclusive, establece horarios en los que vas a dedicarte a leer noticias. Posiblemente, te sea más conveniente leer las noticias en las mañanas mientras tomas una taza de café o en las tardes cuando estás por terminar tu jornada laboral.

Identifica el tipo de noticia que te afecta más y limítate al momento de leerlas. Incluso, cuando se trata de temas personales o laborales, sincérate contigo y con los demás si no estás interesado en saber de algún tema. La clave de esto siempre será hablar desde el respeto, no lo olvides.

Establece tus límites

Saber decir que no es algo imprescindible no solo al momento de relacionarnos con otros, sino también para mantener un buen nivel de autoestima

Está bien decir que sí, siempre y cuando estés abierto a aspectos que antes no tenías en cuenta. También es una gran oportunidad para construir una mentalidad más abierta y flexible. El problema se presenta cuando dices que sí solamente por agradar a los demás.

Tienes una autoestima sana cuando sabes cuidarte a ti mismo y, por esa razón, le dedicas tiempo a satisfacer y agradar aquello que necesitas y que te hace bien.

Aprender a escuchar el cuerpo, aunque suene extraño, es fundamental para saber qué es realmente lo que este necesita, qué está padeciendo, qué mejoría puede llegar a tener si actúas de otra forma. Para ello, no olvides priorizar los tiempos de descanso, autocuidado, autocompasión y respeto hacia ti mismo

¡Si estás bien, puedes ayudar a que otro también lo esté!

Conclusions

Bibliografía

¿Qué es Sanarai?
Es una plataforma donde puedes conectar con psicólogos de México para obtener sesiones de apoyo emocional.
Conócenos

¡Únete a nuestra comunidad!

Sigue aprendiendo